lunes, agosto 07, 2006

7 Intervenciones para el éxito de un DWH (3ª Parte)


Con este post terminamos con las 7 intervenciones.

El punto de Intervención 5 es asegurarse de que los usuarios finales saben como aplicar la información extraída del DWH a sus tareas diarias. Si no saben como les puede ayudar el DWH obviamente no lo utilizarán y el DWH caerá en desuso y posteriormente en el olvido. Si no hay que realizar formaciones específicas con los usuarios para garantizar la aplicabilidad de la información.
En esta linea creo que no solo es necesario que los usuarios finales entiendan como aplicar la información a sus tareas diarias, sino que comprendan la globalidad del proceso del negocio (del cual estas tareas forman parte), el objetivo del mismo y las perturbaciones a las que puede ser sometido, tanto internas como externas a la organización.
Tener un mapa conceptual de lo que pueden significar diferentes metricas y valores en el ámbito del negocio es útil, pero si nos limitamos a repetir esa aplicabilidad sin entender el significado global nos arriesgamos a caer en la paradoja que a veces explico en clase la de "Los 12 monos" que repiten un proceso sin comprender el significado de lo que hacen. (El link aprovecho la adaptacion de Antonio Valle de esta paradoja que me llegó hace años por internet y que no se quién es el autor)
El punto de Intervención 6 es asegurarse que la relacion entre el departamenteo de sistemas de información y los usuarios finales es fluida. Si no encontramos con hermetismo por alguno de los dos lados, seguramente la implanción será un fracaso, es mejor retrasarla hasta propiciar un entorno colaborativo.
Fijaos que este punto es plenamente coincidente con las metodologías ágiles en los que los usuarios finales forman parte del equipo del proyecto, participando en las reuniones periodicas, aportando ideas, añadiendo o eliminando funcionalidades, pero como uno mas, no como el usuario al que se le pregunta cuando se tienen dudas y que lo que el diga luego nos servirá de excusa o de salvoconducto.
El punto de Intervención 7 es asegurarse que entre los usuarios finales va a haber uno que conozca muy bien tanto las capacidades del DWH como el uso de las herramientas de explotacion, lo que los autores llaman el "Power User" y a lo que yo llamo "el empollón gafotas" . Si queremos tener éxito en el uso continuo y a largo plazo del DWH es necesario una persona de negocio que explore todas las posibilidades y que ayude e incentive al resto de compañeros. No hay nada como un usuario que consigue maravillas con el DWH para que los demás imiten su camino.
Los autores dicen que si ese perfil no éxiste hay que crearl, en una metodología ágil ese usuario ya se crea durante el proyecto, ya que forma parte del equipo.
Ya hemos visto los 7 puntos de intervención que nos garantizarán el éxito ( o mejor dicho el no fracaso) de un DWH, muchos de ellos tienen coincidencias con las metodologías ágiles como hemos podido ver, con lo que mi propia conclusión de este artículo es que la aplicacion de una metodología ágil en la implantacion de un DWH nos acerca un poco mas al éxito que no las tradicionales.
Cuatro de la siete intervenciones están incluidas ya en las metodologías ágiles.
¿No os da eso qué pensar?

2 comentarios:

Angel dijo...

Enhorabuena por los tres artículos escritos. Realmente interesantes.

En mi experiencia implantando soluciones DWH he podido aplicar algunas de las ideas expuestas y comprobar también que sin una alta implicación de la Dirección de la empresa, aunque haya key users muy implicados, iremos camino del dique seco. La dirección de la empresa, incluyendo al CEO, debe ser participe y destinatario de los informes, métricas y análisis que se realicen con la nueva herramientas. No resulta motivador ni aleccionador que, como yo he visto, después de 3 años de implantado el DWH el CEO siga haciendo presentaciones con datos calculados en hojas Excel.

Coincido con la necesidad de sencillez y rapidez, al igual que en cualquier otro tipo de proyectos. No obstante, la implantación de un DWH tiene un período muy importante de auditoria de datos, es decir, como se ha comentado, va a mostrar resultados distintos a los esperados quizás por errores en la implantación, pero, seguro, también por el descubrimiento de numerosos errores en el histórico de datos de los sistemas transacionales de los que se alimenta. Por esto, es necesario prever un período de tiempo en el que el equipo de mantenimiento de los sistemas transacionales trabaje codo a codo con el equipo de implantación del DWH para identificar y corregir rápidamente los problemas e incluso hacerlos públicos en el ámbito que corresponda, de modo que los datos ofrecidos por el DWH ganen la confianza de los usuarios por su fiabilidad.

Por último añadir que si bien inicialmente puede ser interesante la sencillez y limitación para el usuario, una vez ganada su confianza podrá ser necesario aumentar la complejidad y añadir mayores posibilidades. En este período puede ser imprescindible el trabajo entre Informática y los key users para juntos hacer evolucionar el sistema hasta la complejidad que se necesite.

Jorge Fernández González dijo...

La importancia del CEO es crucial en los proyectos de DWH. A veces es muy dificil o imposible poder acceder a su tiempo y que nos dedique atención, ya no desde el punto de vista del consultor, sino tambien para las personas internas.
A veces me da la sensación que para ser un buen consultor hay que haber estudiado sociología y psicología, saber más del comportamiento humano que no de la tecnología. A mi lo que me ha dado bastante buenos resultados es buscar a quien le prepara los informes al CEO y al resto de directivos, identificar quien/quienes son los que "ayudan" a confeccionar las presentaciones. Ese es mi objetivo para vincular al proyecto, porque tendrá un mas facil acceso a quien.
Obviamente es mucho ms facil si tenemos una propagación del proyecto top-down (estos casi siempre acaban bien), pero una propagación bottom-up a veces funciona, siempre que eso key-users tengan acceso y puedan influir en la Dirección de la empresa. Si no es así, estoy de acuerdo contigo en que iremos al dique seco. Tengo un proyecto entre manos desde hace un año y medio que es de este último estilo. Obviamente ni avanzamos, ni se usa y no creo que vayamos a ningun lado. Es un poco frustante.

Sin embargo los que tienen un apoyo explícito de la dirección suelen ir como la seda.

La auditoría de datos o como decia antes Martí "cocinarse los datos", es la piedra de toque en la que ambos habeis coincidido y la que aún no tengo claro si se puede o no aplicar las metodologías ágiles. Porque el esfuerzo y desgaste en esta parte es a veces titánico. Es tanta la importancia (que bien apuntas)de colaborar estrechamente con los responsable del mantenimiento de los sistemas operacionales que en alguna implantación, solo con las primeras pruebas de cargas del DWH, hemos detectado tantas inconsistencias que una vez solventadas han hecho que los sistemas operacionales mejorasen su tiempo de respuesta hasta un 12% en algunas operaciones. Son lo que yo llamo los beneficios co-laterales de la implantación de un datawarehouse.

Por ultimo, aumentar la complejidad del DWH es necesiario al medio o largo plazo, pero creo que para estas necesidades debemos tener un nuevo punto de vista, que ya he apuntado en algun post anterior.

Este es el esquema que me da vueltas

Niveles operacionales y tácticos: Sistemas de BI tradiciones

Niveles estratégicos: Ontología + Reglas + Precálculos


La primera pregunta que he de responder es saber si la complejidad de los sistemas decisionales esta vinculada a las decisiones estratégicas, y si con el 80-20 podemos trabajar perfectamente en los nieves operacionales y tácticos.

Como ves me quedan bastantes flecos por pulir, pero seguiré en ello, poruqe creo que hay una forma mas adecuada de abordar los sistemas decisionales que no las metodologías tradicionales.